Perfil del estudiante de Arquitectura

Adap.(360x390) (1)

Comienzo por expresar que la arquitectura, en el tema y nivel académico, es una carrera que requiere de responsabilidad y pasión, principalmente hacia la búsqueda que cada estudiante debe realizar de su propio criterio conceptual y de su desarrollo en la profesión.

Un estudiante de arquitectura, ante todo, debe tener creatividad, soñar con diseño, pensar en arquitectura en todo momento, tanto dormido como despierto; la imaginación juega un papel trascendental.

La forma de ver la vida cambiará en el momento en que se tome en serio su profesión e inicie a dignificarla. Su apreciación será muy crítica, observando y analizando las posibilidades que el conocimiento le va dictando en su experiencia académica.

La arquitectura es una ciencia que crea arte, que le da formalidad a las ideas de expresión, enfocadas en estudios profundos e intensos, logrando con la composición una integración, un vínculo, un amarre entre función y forma.

La sensibilidad del estudiante de arquitectura debe estar anuente a los cambios, a las nuevas tendencias, a los criterios que la globalización dicta, a las características y concepciones que las nuevas tecnologías permiten, a las necesidades de sostenibilidad que el mundo solicita para la subsistencia.

El estudiante de arquitectura debe permitir formarse en todas las ramas de la carrera, para, luego de ello, elegir por cuál de los conceptos quiere potencializarse.

El estudiante de arquitectura va a sufrir una serie de cambios en su modo de vida. Su mundo va a cambiar, tendrá nuevas ideologías, interpretaciones, sensibilidades, intenciones, nuevas expresiones, nueva identidad y nueva comprensión de las realidades del planeta.

Todo cambia, su pensamiento se convierte subjetivo y abstracto al inicio, antes de encontrar una línea de diseño que lo marque y lo defina. Su percepción de la vida se redefine; el mundo se va a diseñar según su sensibilidad y conciencia social.

El estudiante de arquitectura se expresa con los sentimientos, transmitiendo su concepción de los espacios, de las necesidades de proyectar formas y conceptos.

La arquitectura se expresa en comunicación al entorno donde se diseña, con un estudio que integre cualidades y necesidades del espacio. El estudiante debe aprender a percibir la naturaleza del diseño, en relación concreta del desarrollo del lugar, logrando así que el usuario encuentre y aprecie su labor y proyección espacial.

El estudiante de arquitectura aprende a trazar líneas que dicen mucho en muy poco, elabora dibujos salidos de su más profundo pensamiento. En ellos transmite la comodidad y el disfrute del diseño. Actúa en razón de saciar su necesidad de plasmar soluciones para quien vaya a ser parte del lugar. Su aprendizaje lo lleva cada vez más a captar el volumen tridimensional, y su condición de uso espacial. Experimenta con la realidad, pero crea en su mano, conectándola a su cerebro y así mostrar en forma versátil su pensamiento de diseño.

El estudiante de arquitectura debe tomar en cuenta que no se encuentra solo, y que debe respetar en todo momento las distintas profesiones que forman parte de su trabajo como profesional. En las distintas profesiones se complementan al ejercicio profesional de la arquitectura, pues esta es multidisciplinaria y debe hacer vinculación con las respectivas ingenierías, mismas que le ayudarán a dar forma y función a sus obras de diseño.

Conocerá mucho, aprenderá mucho sobre historia, teorías de diseño, construcción, expresión. Tendrá sensibilidad ecológica, aprenderá sobre el comportamiento de la sociedad, las tendencias y repercusiones de la globalización, de la tecnología, de la sostenibilidad.

Se plasma así la importancia de la responsabilidad, el respeto, actitud e aspiración con la cual el estudiante de arquitectura de la Universidad Latina de Costa Rica debe abordar su carrera, para que su proceso de aprendizaje se convierta en su nuevo estilo de vida.

Arq. Rodrigo Martínez Suárez
SubDirector Académico de Arquitectura y Urbanismo
Facultad de Ingeniería y Arquitectura
Universidad Latina de Costa Rica